-->

lunes, 25 de febrero de 2013

El humor de Los Choby's tiene mérito para el premio


Los Chobys desarrollan un humor que esquiva la acumulación al voleo de chistes y es por tanto más elaborado que el de otros grupos. Este año se postulan con justicia para ganar el premio de la categoría. La murga proveniente de Murga Joven Cayó la Cabra, demostró que merece estar entre las 10 mejores de este Carnaval, al igual que la siempre ingeniosa murga La Gran Siete.

GUSTAVO TRINIDAD


Humoristas Los Choby's bien podrían ser las aventuras de Leonardo Pacella, su protagonista y alma mater por excelencia. Los Chobys logran un humor diferente al de varios grupos de la categoría, ya que no acumula chistes y en cambio desarrolla situaciones como el juicio que se abre en pleno templo de Momo, templo que se parece a una oficina pública. Asimismo, juega con el dentro-fuera de la puesta, saliéndose de la trama, ya sea para discutir sobre quién debe llevar micrófono vincha o sobre la salida y entrada de los actores. Otra punta que desarrolla el humor del grupo es el absurdo, como la discusión entre Batman y Robin acerca de la discriminación y el deseo manifiesto de Batman de comprarse un enano. Es un humor, si bien centralizado en Pacella, más elaborado que el que rejunta chistes arbitrariamente, sin tener en cuenta personajes ni situaciones. Cabe decir que los personajes secundarios están bien actuados y sobre todo Julio Yuane secunda con oficio al protagonista.
En esta segunda función en el Teatro de Verano mostró que vocalmente tiene un buen desempeño y se luce en una secuencia a capella. Como un plus hay que apuntar la comunicación que se establece con el público, en la oportunidad con un Teatro de Verano que rondaba las cuatro mil personas.
Una salvedad merecen ciertos tramos del espectáculo que resultan demasiado autorreferenciales del grupo y del Carnaval, y que no entiende cualquiera que desconozca esta interna.
Los Chobys empezaron en Carnaval en 2005 y hasta el momento no han obtenido el primer premio; este año, si bien la categoría está pareja y en algunos rubros menores hay grupos mejores, parecería justo que recibieran el máximo galardón del humorismo en el Concurso Oficial.

La murga Cayó la Cabra, proveniente de Murga Joven, volvió a demostrar que merece un lugar entre las diez mejores murgas de este Carnaval. Desarrollando el tema de “Madurar” , revela la visión de una generación que ríe de las convenciones sociales que buscan domesticarla. Las secuencias dedicadas a la imposible independencia del individuo para con el Estado y la irrupción de un hijo en la vida de un joven, poseen tanto humor como atinada reflexión.
No hay protagonismos ni figuras estelares en su coro, pero su interpretación es correctísima y disfrutable, incluso en momentos de complicados fraseos. La murga no tiene contemplación a la hora de criticar e incluso, como en algunos conceptos vertidos acerca de la ley de legalización de la venta de marihuana con los que se puede discrepar, el texto siempre resulta inteligente. No cabe más que congratularse con la llegada de Cayó la Cabra al Carnaval “mayor”.

Murga La Gran Siete acostumbra ofrecer espectáculos que se apoyan en textos inteligentes. Este año no es la excepción. El salpicón, donde se repasa críticamente la realidad nacional, en manos de su director Guillermo Lamolle, es un arte.
El cuplé de las azafatas de Pluna buscando trabajo, que se vuelven empleadas bolivianas, resulta pleno de humor y uno de los mejores de esta temporada. Lo mismo ocurre con los ya clásicos “indios sobalahuasca”, este año con un nuevo integrante “invisible”. La riqueza de ritmos da cuenta de un acertado trabajo de elección y el coro está al nivel de lo que se le exige. El final dedicado al cuplé que falta, al que está por venir, es ocurrente y tiene que ver con los secretos y la felicidad del acto creativo. Otro buen año de La gran Siete, que debería tener su lugar entre las diez mejores del Concurso.
Pinocho” llamando a la sección suspensión
LA REPÚBLICA dio cuenta del incidente en que Enrique Espert catalogó de “cagones” a aquellos dueños de grupos que presionaron para suspender una etapa al mediodía, que terminó ya a media tarde con un esplendoroso sol. Uno de ellos fue Ariel Sosa, dueño de parodistas Zíngaros. En esta segunda función de Los Chobys, en la sección reclamos de las oficinas de Momo se recibió una llamada de Sosa, pero esta vez quería hablar con la sección suspensión. El agregado hizo reír a toda la platea, que estaba enterada de esta interna. Otro agregado hizo referencia a la fuerte discusión con micrófonos abiertos que mantuvieron el presidente del jurado, Jorge Morandeira, y el periodista Gabriel Méndez.
Carnaval solidario
Hoy a partir de las 19.45 horas, en el tablado del Velódromo, se llevará a cabo un evento solidario para recaudar fondos para la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos por la dictadura. Participarán las murgas Araca la Cana, Falta y Resto, Diablos Verdes, Curtidores de Hongos, La Gran Siete y humoristas Sociedad Anónima.


-
Fuente.- La República

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada